Carrito de compras

Cómo limpiar las botellas de agua, los bidones y las bolsas de hidratación

publicado por Frida Gachuz el

Al utilizar constantemente los bidones y mezclar diferentes bebidas (electrolitos, proteínas, suplementos, etc) al realizar entrenamientos o competencias se llegan a penetrar olores y sabores.

Mantenerse bien hidratado es algo esencial, independientemente de la actividad que se esté realizando.
El agua es un elemento fundamental para evitar la deshidratación, por lo que no debes pasarla por alto al prepararte, sobre todo si vas a realizar actividades al aire libre como el senderismo o el trail running, en las cuales los puntos de hidratación pueden ser escasos y muy distantes entre sí. Existe una gran variedad de sistemas de hidratación con los que podrás contar cuando ya estés en marcha, entre los que se encuentran las botellas de agua, los bidones y las bolsas de hidratación. Estos elementos son una parte indispensable de tu equipamiento para excursiones y es importante cuidarlos como es debido para prolongar su vida útil y poder disfrutar hasta el último trago. A continuación, te presentamos nuestros consejos para limpiar tus sistemas de hidratación.

 

Cómo limpiar la botella de agua

Es importante limpiar con regularidad la botella de agua para prevenir la proliferación de bacterias y el mal olor, independientemente de si está hecha de acero inoxidable, aluminio o plástico. Eso es así, aunque solo contenga agua.

  • Comienza enjuagandola botella y el tapón después de cada uso.
  • Lávalos con un jabón neutro y agua.
  • Frota el interior de la botella con un cepillo para botellas.
  • Enjuagabien la botella y el tapón.
  • Coloca la botella boca abajo y déjala secar al aire.¡Así de fácil!

Cómo limpiar el bidón

El bidón hay que lavarlo con regularidad para prolongar su vida útil. Después de cada excursión:

      • Llena el bidón con agua tibia.
      • Utiliza un cepillo para botellas para frotar el interior con agua y jabón
      • Deja secar el bidón colgándolo boca abajo.
      • En cuanto al tapón, retira con cuidado la funda de silicona y lávalo con agua y jabón. Comprueba que todo se ha secado por completo antes de volver a montar el bidón y cerrar el tapón.

        Cómo limpiar la bolsa de hidratación

        Al igual que con la botella de agua y con el bidón, nuestro consejo es que limpies la bolsa de hidratación con jabón neutro y agua. Sin embargo, dependiendo de las recomendaciones del fabricante, también podrías lavarla en el lavavajillas. Las bolsas de hidratación son reversibles, por lo que son más fáciles de limpiar.

        • En primer lugar, introduce la mano en la bolsa de hidratación y tira de la base hasta que la parte interior quede hacia afuera.
        • A continuación, métela en el lavavajillas o lávala a mano con agua y jabón.
        • No olvides enjuagarla después con agua limpia, tanto si la has lavado a mano como si la has metido en el lavavajillas.
        • Deja secar la bolsa en un lugar seco con la apertura hacia abajo. Comprueba que está totalmente seca antes de volver a poner la parte interior hacia adentro.

         

         

        Cómo limpiar el tubo de la bolsa de hidratación

        Es muy importante limpiar minuciosamente todo el sistema de hidratación, no solo la bolsa. Tanto el tubo como la boquilla están en contacto directo con la boca, por lo que también hay que lavarlos bien. Para limpiar la boquilla y el interior del tubo:

        • Desengancha el tubo de la bolsa.
        • Tira con una mano de la boquilla y con la otra del tubo para separarlos.
        • Retira la funda de silicona de la boquilla y lávala con jabón neutro.
        • Limpia el interior del tubo insertando un cepillo especial para tubos de hidratación y frota con agua y jabón.
      • Enjuágalo todo y déjalo secar por completo antes de volver a montar el sistema de hidratación.

        Algunos truquillos... 

      • Para quitar el olor de la bolsa de hidratación y bidón 
            es:
          • Lavar el bidón perfectamente, colocar en un recipiente con agua una cucharada de bicarbonato de sodio y sumergir el bidón por un par de horas, después sacarlo y dejarlo escurrir hasta que se seque por completo.

            El bicarbonato de sodio actúa como desodorante y elimina los olores. Tendrás un bidón sin malos olores para tus próximas aventuras.

        • Puedes llevar la limpieza de tu equipamiento un paso más allá usando pastillas solubles en agua creadas específicamente para ello. Son muy eficaces para eliminar manchas, olores y malos sabores. Simplemente tienes que llenar de agua el sistema de hidratación, ponerle una pastilla dentro y dejarla actuar de 15 a 30 minutos, enjuagarlo bien y dejarlo secar. ¡Y ya está!

           

           

          - Una buena forma de prevenir la proliferación de bacterias en bidones y bolsas de hidratación es meterlos en el congelador una vez estén limpios y totalmente secos.

           

           

Publicación anterior Publicación nueva