Carrito de compras

Primeros auxilios en Senderismo: guía completa para una excursión sin complicaciones

publicado por Valentin Peralta el
Primeros auxilios en Senderismo: guía completa para una excursión sin complicaciones

Independientemente de si tienes planteada una excursión de un par de horas o de varios días, si vas a aventurarte por grandes alturas, a caminar por el corazón del bosque o a pasear junto al mar, el senderismo te aportará mucho bienestar. Sin embargo, cuando estás en plena naturaleza, siempre hay ciertos riesgos y no hay que perder la concentración. La regla n.º 1 del senderismo es no tener que usar el botiquín. Ya sabemos que “más vale prevenir que lamentar”, y ese es justo el motivo por el que una buena preparación es fundamental en cualquier ruta de senderismo. Así que antes de lanzarte a los senderos, es importante que planifiques tu ruta, estés siempre al día de la previsión del tiempo, estimes cuánto vas a tardar y lleves el equipamiento adecuado. Pero incluso cuando te preparas tanto, a veces los accidentes no se pueden evitar, así que hay que estar listos para ofrecer primeros auxilios si hiciera falta.

A continuación, te aconsejamos sobre todo lo que debes llevar de cara a los primeros auxilios, sin olvidar el botiquín y otras cosas que hay que meter en la mochila, además de cómo proceder si llega el momento.

@QuentinMaheas

El botiquín

Ampollas, heridas superficiales, esguinces, dolores… En una ruta de senderismo siempre pueden ocurrir contratiempos. Para guardar y proteger todo lo que se convertirá en tu kit de primeros auxilios, te recomendamos una bolsa ligera e impermeable. El contenido puede variar, según el destino de tu proyecto, pero aquí tienes una lista básica de lo que necesitas llevar:

  • Manta térmica: fundamental para senderistas, te protege del frío, el calor, el viento y la humedad.
  • Apósitos (clásicos y especiales para ampollas).
  • Compresas.
  • Vendas.
  • Tijeras pequeñas.
  • Suturas adhesivas (tiras estériles).
  • Desinfectante o solución salina.
  • Antiséptico.
  • Analgésico (paracetamol y/o aspirina).
  • Antiinflamatorio (ibuprofeno).
  • Gancho para garrapatas (especialmente para caminatas por el bosque).
  • Antipicaduras (por si te pica o muerde un animal venenoso).
  • Pastillas para purificar el agua.
  • Tu medicación habitual, si es necesario.

El kit de seguridad

Equiparte bien en tus caminatas es fundamental para disfrutar al máximo del tiempo que pasas al aire libre, además de para tener una vuelta a casa segura. Pero, a pesar de todas las precauciones y por más que disfrutes, no siempre va todo según lo planeado. Para prepararte para todo lo que pueda pasar, desde que se te rompa la tira de la mochila hasta que se te rasgue la chaqueta o cambie el tiempo inesperadamente, recomendamos llevar un kit de protección en la parte de abajo de la mochila que contenga lo siguiente:

  • Encendedor.
  • Lámpara frontal.
  • Navaja.
  • Protección solar.
  • Cuerda.
  • Cereales o barritas energéticas.
  • Guantes ligeros.
  • Calcetines extra.
  • Bufanda para el cuello.
  • Cinta adhesiva: puede ser muy práctica, por ejemplo, para tapar un agujero de una prenda (te recomendamos elegir una que tenga bordes redondos en vez de rectangulares, para que no se despeguen).
  • Cargador portátil pequeño o batería externa para cargar el teléfono si fuera necesario.

Además de tu botiquín y el kit de seguridad, te recomendamos llevar un documento de identidad en el que aparezcan tu nombre y apellidos, edad, grupo sanguíneo, información sobre alergias y un número de contacto para emergencias, además de cualquier tipo de información importante en caso de rescate.
Asegúrate de que el teléfono esté completamente cargado cuando salgas de casa y trata de conservar la batería durante toda tu aventura para poder llamar para pedir ayuda si lo necesitas.

@HavardDalen

 

 

Cómo llamar para que te rescaten

En caso de accidente o si no puedes continuar ni darte la vuelta con seguridad, no esperes a que la situación empeore para llamar y pedir ayuda. Si sufres una caída, sufres una lesión grave, te das cuenta de que te has perdido o acabas atrapado por la condiciones meteorológicas, se produce un cambio en el terreno o experimentas cualquier otra dificultad de carácter técnico, no esperes para pedir ayuda. Cuanto más esperes, mayor será el riesgo y más se complicará el rescate.

Cuando llamas para pedir ayuda en plena montaña o en cualquier zona alejada de todo, hay varias acciones que pueden facilitar un rescate:

Protégete lo máximo posible

Lo primero que debes hacer antes de llamar pidiendo ayuda es protegerte para no sufrir más daños ni estar a la intemperie. Haz lo que puedas para asegurarte de que tanto tú, como tu grupo, como cualquier persona herida, estén en una zona segura en la que esperar. Que no cunda el pánico. Evalúa bien la situación para poder explicársela claramente al equipo de rescate.

Llama al número de rescate local

Investiga para saber cuál es el número de teléfono para rescates antes de salir. En México, solo tienes que recordar el 911. Los operadores evaluarán la situación y activarán los servicios de emergencia que correspondan.

Explica claramente la situación

  • Mantén la calma y habla con claridad.
  • Identifícate: da tu nombre y apellidos.
  • Comparte tu localización de la forma más precisa posible. Por ejemplo, ¿estás cerca de un pueblo? ¿En la montaña? ¿Qué ruta estás siguiendo? ¿En qué parte del trail estás? ¿Hay algún punto de referencia cercano? Si tienes un teléfono inteligente, comparte las coordenadas GPS (descubre cómo saber cuál es tu posición GPS en el teléfono antes de salir de casa).
  • Indica el número de personas heridas, su edad y su género.
  • Especifica la gravedad de las heridas.
  • Informa de la previsión del tiempo. Es información muy valiosa en caso de que se necesite un helicóptero.
  • Indica tu número de teléfono.
  • Sigue las instrucciones del equipo de rescate.

Tras colgar, deja el móvil encendido y a tu alcance porque es posible que te vuelvan a llamar. Confía en la persona con la que estás hablando. Puede que a veces parezca una pérdida de tiempo contar todos los detalles de la situación, pero estás dándole información valiosa que esta persona le pasará a los servicios de emergencia que ya estén de camino.

Prepárate para la llegada del helicóptero

Muchos rescates en los trails de senderismo se realizan en helicóptero, así que es importante facilitar su llegada y señalizar tu ubicación claramente. Antes de la llegada del equipo de rescate, recoge y guarda todas tus pertenencias para evitar que salgan volando cuando se acerque. Si es posible, lleva prendas bien visibles (rojas o blancas). Cuando se acerque el helicóptero, levántate, no te muevas, sube ambos brazos en forma de Y (indicando “Yes” [‘Sí’, en inglés]) por encima del cuerpo. Si no participas en el rescate, señaliza levantando un brazo y dejando otro abajo (indicando “No”). Por último, protégete la cabeza y los ojos, puesto que el aterrizaje del helicóptero puede levantar piedras o polvo.

Una vez que el equipo de rescate llegue hasta a ti, presta atención, no interfieras con su trabajo y sigue sus instrucciones.

Publicación anterior