Carrito de compras

Cómo limpiar y cuidar tu calzado de senderismo

publicado por Frida Gachuz el

¿Acabas de volver de una ruta de senderismo fantástica? ¿Tienes el calzado lleno de barro y suciedad? Aquí tienes algunos consejos sobre cómo limpiar tus botas de senderismo de forma apropiada, desde su mantenimiento habitual hasta el tratamiento necesario antes de guardarlas durante una temporada.

Tiempo: alrededor de 10 minutos

Materiales necesarios: un grifo preferiblemente en el exterior, que puede ser un lavabo o una bañera y un cepillo suave. También, si es necesario, un desinfectante para eliminar olores.

La forma más eficaz de limpiar y proteger tus botas es utilizar productos fabricados específicamente para este fin, como NST Wash (un producto de limpieza para calzado hecho de GORE-TEX, tela, piel, nubuck o cuero), y un producto impermeabilizante como NST Proof, que sirve para calzado hecho de GORE-TEX o cuero.

 

Después de la ruta

  • Si tienes las botas de senderismo llenas de barro, limpia todo el que puedas sumergiendo el calzado en agua o en un arroyo. No esperes a que el barro se seque o será más difícil de limpiar.
  • Otra forma de hacerlo es coger las botas por la parte superior del talón y golpear las suelas una contra otra. Después cógelas por la parte delantera y repite el proceso. Esto funciona muy bien para deshacerte del barro y la suciedad incrustada en las suelas.


Cuando llegues a casa:

  • Saca las plantillas del calzado, enjuágalas o lávalas y déjalas secar en un lugar bien ventilado.
  • Afloja los cordones o el Quicklace™.
  • Enjuaga el calzado de senderismo con agua. Si es necesario, utiliza un cepillo suave o una esponja para eliminar todo el barro y la suciedad que haya quedado.
  • Si las botas tienen una membrana tipo GORE-TEX puedes volver a impermeabilizar el material exterior usando un espray o un aplicador diseñado específicamente para ello. NST Proof también es eficaz para botas impermeabilizadas fabricadas con cuero o nubuck. Sea cual sea el producto que utilices, asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante.
  • ¡Es fundamental esperar a que el calzado se haya secado del todo después de lavarlas! Déjalas secar a temperatura ambiente en una zona bien ventilada. No los dejes secar al sol o cerca de una fuente de calor demasiado intensa como un radiador.
  • Un pequeño consejo para acelerar el proceso de secado: mete papel de periódico dentro del calzado.
  • Asegúrate de que el calzado esté completamente seco antes de volver a colocar las plantillas y de atar los cordones.
  • Si el calzado todavía huelen mal, aplica un poco de espray antiolor y desinfectante en la zona interior.

No metas el calzado en la lavadora porque podrían estropearse.

Entre ruta y ruta, guarda el calzado al aire libre (no en una bolsa) en un lugar seco que no esté expuesto al sol.

 

Con cuánta frecuencia debes limpiar el calzado de senderismo


Después de cada ruta:

  • Saca el calzado.
  • Deja que las botas se ventilen en un lugar seco. Ten en cuenta que la principal causa del mal olor es el sudor de los pies y la proliferación de bacterias en un entorno húmedo. Dejar el calzado al aire libre suele ser suficiente para evitarlo


Después de hacer senderismo en una ruta llena de barro o en cuanto el calzado esté sucio:

  • Limpia todo el barro que puedas antes de que se seque.
  • Límpialas con agua tal y como se detalla más arriba.
  • Y una vez más, ¡no te olvides de dejarlas secar!

Si el mal olor persiste, aplica un espray desinfectante en el interior del calzado y déjalo secar.

 

 

Cómo guardar el calzado de senderismo

Tanto a final de temporada como en el caso de que no vayas a volver a usar las botas en varios meses, enjuágalas hasta eliminar toda la suciedad y déjalas secar por completo.

Saca las plantillas y guarda el calzado al aire libre, lejos de la humedad y la luz del sol. ¡No las metas en una bolsa de plástico o en una caja hermética!

 Limpiar el calzado de senderismo (al igual que ocurre con el calzado de deportelos tenis de running sobre asfalto o los temis de trail running) es un paso más en el cuidado de tu equipo para que dure todo lo posible. El proceso de desgaste de las fibras se acelera cuando la suciedad penetra en el tejido. Además, cuando el barro se seca, se forma una costra que endurece el tejido exterior y lo debilita cada vez que se dobla.

Otro elemento totalmente indispensable en tu equipamiento de senderismo es un par de calcetines limpios. Ponte un par limpio cada día durante toda la ruta y no solo estarás más cómodo, sino que también reducirás al máximo el mal olor.

Un último consejo: utiliza calzado diseñado específicamente para hacer senderismo y no tenis de running o de uso diario. Al elegir calzado diseñado para hacer senderismo no solo estarás más cómodo, sino que caminarás con más alegría.

 

 

Publicación anterior Publicación nueva